Blogia
lanalona

La industria se estrella en la cuneta
Mi cultura pirata

 ...Jorgito es un inadaptado, pero un genio con el computador. Terminó el colegio a patadas, pero no hubo forma que estudiara alguna carrerita que le solucione su supervivencia. Aunque desde hace un tiempo, paga parte de los gastos familiares y, en ocasiones, es el que salva el naufragio de final de mes. ¿Cómo? Bajando películas y música por Internet, que sus amigos y los amigos de su familia le encargan...

...¿Cómo explicarles a ellos que es raro encontrar alguien de un país subdesarrollado que tenga problemas morales con lesionar un poquito los intereses de la Universal, Paramount o Sony? Que hasta los ciudadanos decentes piensan que ellos ya tienen suficiente dinero, cuando no consideran escandalosas sus ganancias. Que nadie se siente ladrón por no contribuir a la fabulosa fortuna de Tom Cruise, que no se sienten obligados a financiarle otra mansión a Spielberg, ni siquiera colaborar con las buenas acciones del hombre más rico del mundo, Bill Gates. Y que por mucho que nos guste Madonna, no se sienten culpables por no colaborar a sufragar su nueva piscina. “Que se ganen los millones sudando en un escenario”, que la carne y los gorgoritos del directo siguen siendo imposibles de piratear, como afirma un vendedor de discos piratas del persa Biobío que destila ese profundo y oculto resentimiento hacia los ricos y que libera de la culpa al comprador.
http://www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20060826/pags/20060826182729.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres